5/25/2019

ORGULLOSA DE SER "FRIKI"

Amantes de la tinta, aprovecho que hoy se celebra el día del Orgullo Friki para utilizar este término como algo positivo, no como esa palabra que, a menudo de forma despectiva, utilizamos para definir a personas de carácter o manera de vida diferente.
Voy a buscar el sentido real, el valor emocional. Para mí, el carácter friki se refiere a alguien que dedica su tiempo e incluso su vida a su gran pasión. A menudo se hace de forma tan intensa que puede resultar ser extremadamente incontrolada. 
El amante de viajes increíbles, el loco de la moda histriónica y el "tarado" de la música estrambótica con pierciengs en lugares escondidos. Aquel obsesivo coleccionista de cosas impensables o el que decora su casa con muebles que recoge en la basura.
Pues bien, desde hace unos días yo puedo compartir con vosotros, y gracias a “Un bicho llamado Roc” una de mis pasiones: la escritura… una escritura acompañada con ilustraciones realizadas con muchísima ilusión, para haceros llegar a tod@s mi cuento tal y como lo he imaginado y creado y para poder transmitir mi historia tal y como es…
Y para conseguir este sueño me ha ayudado una de mis otras pasiones, mi profesión. Ser maestra y orientadora. Una labor que me hace vivir de forma muy intensa mi presente, sentir cada día de manera diferente, enseñar,  pero sobre todo aprender de mis "pequeños genios" ( o "little crazies" como les llamo yo). Me hace tener, pese a las dificultades y ahogos por el camino, ganas de seguir dedicándome a ello, dejándome llevar por el entusiasmo de mis alumnos y saboreando cada abrazo, caricia y dulzura que me regalan. Un trabajo que a veces pasa a ser mi hobby gracias también a compañeros que han conseguido traspasar los límites llegando a ser amigos que habitan en una gran parte de mi y que, sin ellos, mi mundo estaría incompleto.
Pasión por llegar a lo alto de la cima y gritar, sentir que estoy sola y el mundo está a mis pies. Que todo esfuerzo vale la pena cuando ves ese hermoso paisaje que sólo la naturaleza te puede regalar. Imágenes que quedan grabadas en tu retina por y para siempre.
Pasión por volar, por pilotar un avión, por ir a la otra punta del mundo, a ser posible acompañada de la persona que te hace sentir especial cada día. 
Pasiones y sueños van de la mano...
Pero como no puede ser de otra manera, mi enorme pasión son mis hijos, mis tres hijos a los que, pese a darlo todo fuera de casa y a vivir al máximo cada minuto que sabes que no volverá a pasar, me reciben entusiasmados siempre, con el amor que sólo ellos podrán darme, el amor verdadero, el que siempre luchará por seguir vivo y por los que doy mi vida sin pensarlo. 

Si hacer las cosas con pasión es ser un friki, me considero una friki de mi vida y de mis sueños, y cuando mis ojos se cierren para la eternidad habrá una friki más habitando la inmensidad del cielo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LA ALEGRÍA DE VIVIR

Qué difícil estar alegre en un mundo donde frecuentemente hay malas caras, quejas y tragedias. Qué complicado sonreír cuando por dentro ll...